Todo lo que la fotografía nocturna puede hacer por el sector inmobiliario.

By 22 marzo, 2014 One Comment

En general, en el sector de la compra-venta de viviendas no es común encontrar trabajos fotográficos profesionales, aunque en este sentido la cosa está cambiando, si se encuentran, los reportajes suelen ser diurnos, la tarde-noche parece vetada a tales espacios, sin embargo, en contextos poco urbanizados y en casas aisladas, la  fotografía nocturna completa a la que se hace con luz de día y da una dimensión mágica a las viviendas.

Vivienda en Badalona, proyecto de Espai Interior Home Staging.

Esta foto está hecha en un inmueble con terraza al que le hice Home Staging: la hora está escogida (justo cuando he hace de noche, en los pocos minutos del día en los que el cielo adquiero un ligero tono morado). Para hacer fotos así necesitáis trípode, hacer la foto a velocidad baja y sobre todo… esperar al momento justo en el que el cielo está en su mejor momento para ser fotografiado.

Dotar de encanto una casa es el paso previo a la seducción del comprador. Antes de comercializar un producto inmobiliario éste debe de ser preparado para que guste y atraiga la atención de los compradores deseosos de un nuevo hogar. La casa debe de despersonalizarse, ordenarse, mejorar sus circulaciones, retirar todo aquello que moleste y colocar los objetos decorativos necesarios para que brille con luz propia.

Entrada-32

Foto realizada para Vivendex Reus. La noche aporta una dimensión mágica a las casas: éstas fotos deben de ser realizadas con las luces encendidas. Se trata de una puesta en escena que debe de ser preparada,  el reportaje debe de abarcar las luces diurna, de tarde y nocturna.

Una vez realizada la “puesta a punto” del modelo (Home Staging) se procede al reportaje que a mi parecer debe de durar todo el dia. Los rayos de luz de la mañana deben de ser captados por la cámara, los tonos rosados de atardecer también y la oscuridad de la noche debe de estar presente en un reportaje mágico.

Exterior2

La luz ambiente es un elemento estético a tener en cuenta a la hora de hacer una fotografía: especialmente si dicha fotografía es nocturna. En esta foto del restaurante  “La Taberna de los Vientos” quise que la luz artificial fuese la protagonista, la fachada casi se difumina con la noche, desaparece dejándonos disfrutar de interior desde fuera.

Para hacer fotografías del atardecer y la noche es necesario contar con un trípode que de estabilidad a la cámara que se debe de disparar a velocidad lenta para captar la luz necesaria. Aveces, en caso de contar con escasa luz se puede recorrer a la opción BULB que permite controlar el tiempo de exposición de manera manual.

Habb4

No todos los espacios merecen ser fotografiados con la misma luz: las habitaciones ubicadas en contextos poco urbanizados ganan si se fotografían al atardecer ya que aportan sensaciones de calidez y recogimiento, ideales para estancias dedicadas al descanso.

Tal es el caso de esta imagen tomada en una vivienda de Pineda de Mar en la que realicé un proyecto de Home Staging para Un LLoc per Viure.

Es necesario también contar con un disparador automático que permite disparar de manera remora, cosa que asegura la estabilización de la imagen. No hay que olvidar la burbuja niveladora, objeto diseñado para medir la rectidud de la cámara. Para la fotografía nocturna no es aconsejable utilizar más filtro que el UV, no es necesario ningún flash ni filtro especial.

Todas las fotografías son de Anna García, no se pueden difundir sin el permiso de la fotógrafa.

One Comment

Leave a Reply